El cuarto trimestre: Cómo gestionar la nueva normailidad

El Cuarto Trimestre: Cómo Gestionar La Nueva Normalidad

Has dado a luz a tu bebé y lo has traído a casa. Enhorabuena. ¿Y ahora qué? Bienvenida al cuarto trimestre. Aunque el embarazo dura tres trimestres, muchos expertos denominan cuarto trimestre al periodo inmediatamente posterior al parto. ¿Por qué? Porque es una época de grandes cambios tanto para ti como para el bebé, pero no te estreses. Sigue leyendo para saber qué puedes esperar durante el cuarto trimestre y obtener sencillos consejos que te ayudarán en esta etapa tan importante, a veces estresante, pero divertida.

¿QUÉ ES EL CUARTO TRIMESTRE?

El «cuarto trimestre» es un término que designa los tres primeros meses después del nacimiento del bebé. Durante el cuarto trimestre, tu bebé se está acostumbrando a la vida fuera del útero. Es un gran cambio para ellos, ya que se ven empujados al mundo exterior con todos sus sonidos, vistas y olores. Así que en estos tres cortos meses crecerá y se desarrollará mucho. Sí, es un momento importante en la vida de tu bebé, pero no te estreses. Incluso los padres primerizos pueden dar en el clavo durante el cuarto trimestre con unos sencillos consejos.

TU BEBÉ EN EL CUARTO TRIMESTRE

Durante el cuarto trimestre, tu bebé pasará de ser un bebé totalmente indefenso a un pequeño que está aprendiendo a interactuar contigo y con el mundo. Por ejemplo, los bebés recién nacidos tienen una visión borrosa y sólo ven patrones en blanco y negro. Pero al final del cuarto trimestre, tu bebé será capaz de reconocer tu cara y sonreírte1.

Al final del cuarto trimestre, tu bebé también podrá

  • Sostener objetos
  • Chillar, arrullar y balbucear
  • Mantener la cabeza erguida
  • Participar en juegos

Recuerda: estos son hitos generales que los bebés pueden alcanzar en los tres primeros meses. Pero cada bebé es diferente y se desarrolla a su propio ritmo. Así que no te preocupes. Consulta a tu pediatra si tienes dudas.

QUÉ ESPERAR DURANTE EL CUARTO TRIMESTRE

  1. Muchos llantos
    No es sólo tu imaginación. Los bebés lloran mucho en el cuarto trimestre. Y ese llanto suele alcanzar su punto álgido en torno a las cinco o seis semanas.2 No te preocupes, suele ser muy normal.

Para calmar a su bebé, muchos padres intentan simular la sensación de estar en el útero. Esto puede incluir el contacto piel con piel («cuidado de canguro»), envolver al bebé, llevarlo en un portabebés o sostenerlo en la parte delantera de su cuerpo, y mecerlo. Experimenta para descubrir qué es lo que mejor te funciona a ti y lo que más tranquiliza a tu bebé. ¡Ya lo descubrirás!

  1. Dormir mucho
    En el cuarto trimestre, a los bebés también les encanta dormir. De hecho, a muchos bebés no les cuesta dormirse en situaciones en las que a muchos adultos les resultaría imposible dormir, como en pleno día, en un lugar público o incluso con ruidos fuertes.

Es posible que tu bebé aún no tenga una rutina de sueño, y no pasa nada. Acaba de pasar los últimos meses viviendo en el vientre materno, así que aún no se ha adaptado a los conceptos de día y noche. Pero ambos acabarán adoptando una rutina que funcione para todos.

Madre afroamericana sosteniendo al bebé dormido en la cama vitaminas prenatales 4º trimestre
  1. Muchas tomas
    Es lógico que los bebés pequeños tengan estómagos pequeños. Por eso necesitan comer con tanta frecuencia. A medida que tú y tu bebé os vayáis conociendo, empezarás a aprender sus pequeñas señales de hambre únicas que significan que quieren su desayuno (o su segundo desayuno, o su tercero…). Algunos bebés se mueven o hacen aspavientos, mientras que otros se chupan los dedos, los labios o el puño.
  2. Muchos cambios en su cuerpo
    No hay duda: ser mamá cambia tu cuerpo. A menudo vemos imágenes de famosas que recuperan la cintura que tenían antes del embarazo justo después del parto. No te preocupes por eso. Tu cuerpo seguirá curándose y cambiando a su propio ritmo. Mientras tanto, ponte lo que te resulte más cómodo. ¿Quieres llevar una bata todo el día o un pantalón de deporte en público? Lo entendemos. Haz lo que quieras.

En esta etapa la alimentación no sólo debe colaborar en la recuperación de una condición física saludable para la madre, sino fundamentalmente proveer de los mejores nutrientes a la leche que tomará el bebé.

Vitaminas y minerales en el post-parto

Hierro. Dentro de las necesidades nutricionales durante el post-parto inmediato es el hierro. La pérdida de sangre en el parto puede ser en algunos casos más de lo esperado, por lo que es frecuente necesitar suplementos de este mineral. Por este motivo en muchas ocasiones es necesario realizar un seguimiento con exámenes para evaluar algún grado de anemia, lo cual determinará si se requiere continuar con suplementos de hierro durante un período o basta con la alimentación.

Es fundamental tratar de incluir alimentos ricos en vitamina C (como frutas o jugos naturales de naranja, kiwi, frutillas, aliños de limón, etc.), ya que ésta incrementa la absorción de hierro. Además se debe evitar el consumo de café y té después de las comidas pues impide la absorción del hierro.

Magnesio
Existe magnesio en varios productos como la cocoa en polvo, las frutas secas (damascos, higos), las semillas (nueces, almendras y avellanas), el chocolate y algunas aguas minerales. Puede adquirir el mejor suplemento de Magnesio en presentación de gomitas con delicioso sabor a chicle

Y lo más importante: ¡no te estreses! A esta edad, la mayoría de los bebés son todavía demasiado pequeños para seguir una rutina establecida. Déjate llevar por la corriente. Tómate el tiempo necesario para abrazarlo y conocerlo. ¡Los dos estáis aprendiendo mucho y lo estáis haciendo muy bien!

Nos encanta compartir nuestras ideas sobre las vitaminas y la salud. Pero eso no significa que deba ser un sustituto del consejo médico profesional. Para eso, debes hablar con tu médico.

American Pregnancy Association; “First Year Development: Infant Development.” American Pregnancy.
2 St James-Roberts, I; Prim Care. 2008.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *