Una niña de 13 años se quemó y quedó marcada de por vida. ¿Cómo? ¡Tienes que saberlo!

"Los padres tienen que tener mucho cuidado al permitir que sus hijos utilicen teléfonos móviles", - dice Jackie Fedro, de Illinois.

Su hija recibió quemaduras de tercer grado cuando hablaba con su teléfono mientras este se estaba cargando.

1 (1)

Jackie Fedro y su familia viven en Highland Park, un suburbio de Chicago. Su hija Gabby tiene 13 años de edad. Ella es una niña muy activa. Practica deporte, y en general, siempre está en movimiento.

2

La navidad del año pasado, sus padres le dieron un teléfono móvil T-Mobile LG d500. Pensaron que ya era lo suficientemente mayor para tener su propio móvil.

"Decidimos darle a nuestra hija un teléfono, porque queremos estar en contacto con ella siempre y tomando en cuenta su estilo de vida activo, sin el teléfono era casi imposible estar en contacto".

Gabby estaba hablando por teléfono en su habitación. Fue entonces cuando Jackie oyó el grito de su hija.

"Ella corrió escaleras abajo, agarrándose del cuello. Ella literalmente gritaba del dolor", - dice la madre.

3

Jackie Fedro estaba seriamente asustada. No podía entender qué había pasado.

"Esta es la peor sensación del mundo, cuando una madre se da cuenta de que algo está mal con su hijo, pero no sabe cómo ayudarlo. Gabby nos explicó lo que pasó pocos minutos más tarde, cuando se recobró un poco del shock".

4

Gabby le dijo a su madre que estaba hablando por teléfono mientras este se cargaba. De repente la chica recibió una descarga eléctrica. Alrededor de su cuello tenía un collar metálico de las tiendas "Claire's". Como resultado, su piel se quemó.

"Mi hija recibió quemaduras de segundo grado y las marcas permanecerán durante toda su vida", - dice Jackie.

"Los casos en los que las personas se lastiman de esta manera son posibles, pero extremadamente raros", - dijo Scott Wolfson, portavoz de la Consumer Product Safety Commission.

5

La mayoría de estas lesiones ocurren cuando se utilizan dispositivos con baterías de iones de litio. Estas baterías se recalientan y por lo tanto, pueden quemar a la gente o incluso explotar.

"Durante mucho tiempo hemos estado preocupados por este tipo de incidentes. Las lesiones que provocan pueden ser muy peligrosas para la vida de las personas", - dice Wolfson.

El factor de mayor riesgo, según los expertos, es la compra de un cargador o baterías de productores sin licencia.

6

Wolfson señaló que el caso de Gabby Fedro en este momento es único, ya que las lesiones son muy graves. En los últimos años ha habido un par de incidentes de usuarios de teléfonos móviles que recibieron quemaduras.

Por ejemplo, en el año 2010, en Colorado, un niño recibió quemaduras de tercer grado en la boca, a causa de un cable USB de Apple que estaba conectado a un ordenador portátil, informa "The Denver Channel".

De acuerdo con el "Sydney Morning Herald" un cargador USB defectuoso pudo causar la muerte en Australia de una mujer por descarga eléctrica, mientras esta hablaba por teléfono y al mismo tiempo cargaba la batería.

7

En el 2013, una mujer de China murió debido a una descarga eléctrica, como consecuencia de un cargador defectuoso. Después de este incidente, Apple publicó en su página web una advertencia para los usuarios chinos, informándoles del peligro de usar cargadores sin licencia.

Pero volvamos a la historia de la familia de Illinois. Jackie Fedro afirma que el aparato de su hija fue comprado en las tiendas "T-Mobile", y el teléfono y todas las piezas eran originales.

8

La mujer se puso en contacto con los representantes de las tiendas "T-Mobile" y la empresa "LG". Por desgracia, la empresa "LG" no respondió. "T-Mobile", por el contrario, estuvo muy atento a la llamada de la mujer: le enviaron un teléfono nuevo a la familia y se ofrecieron a pagar todas las facturas del hospital de Gabby. Además, los representantes de "T-Mobile" les pidieron que les enviaran el teléfono defectuoso realizarle un análisis exhaustivo.

La madre de la niña contó sobre este incidente a través de las redes sociales para advertir a otros padres sobre los peligros potenciales de los teléfonos móviles.

¡Por favor, COMPARTE esta importante historia con tus amigos! ¡Así, ellos nunca más se pondrán a hablar por teléfono mientras lo están cargando!

Fuente: buzzfeed

Comentarios