Esta mujer dio a luz a gemelos. Cuatro años después mientras los observaba hizo un descubrimiento sorprendente…

La aparición en nuestras vidas de los teléfonos celulares y otros dispositivos de todo tipo, en teoría debería conducir al hecho de obtener una gran cantidad de tiempo libre para algo útil e importante. Por desgracia, la práctica demuestra lo contrario: desde que todos estos dispositivos entraron a nuestra vida, la vida misma ha comenzado a hacerse a un lado.

En noviembre del año 2015 una joven madre de los Estados Unidos llevó a cabo un experimento sorprendente en su casa. A decir verdad el experimento mismo era muy banal, pero los resultados que se obtuvieron van a hacernos reflexionar a todos.

Ahora un poco de historia previa. Brandy es la mamá de dos gemelos hermosos de 4 años: Blane y Raila. Un día les entró el interés por llevar acabo la siguiente investigación. Ella estaba sentada en un rincón de la habitación mientras los niños jugaban juntos. La única tarea era contar cuántas veces volteaban los niños hacia su lado por una u otra razón. Los resultados de este experimento casero los compartió en Facebook. Esto es lo que escribió:

«Hoy hice en casa un pequeño experimento mientras mis pequeños jugaban. Yo estaba sentada en silencio en un rincón de la habitación y conté cuántas veces volteaban a verme por una u otra razón. A ellos les interesaba ver mi reacción. A ellos les preocupaba si yo veía sus planes, si aprobaba sus acciones o si estaba en contra y me enojaba.

Entonces pensé: ¿Qué pasaría si esta vez me quedo viendo el teléfono y no les dejo saber que sé qué es lo que pasa alrededor?

En esta ocasión fueron 28 veces (justo esta fue la cantidad de veces que los niños voltearon a ver a su mamá) en las que mis angelitos habrían pensado que el internet era más importante que ellos. 28 veces yo me habría olvidado de prestarles atención. 28 veces mis hijos se habrían sentido solos. 28 veces habrían pensado qué es lo que sucede en la red que es mucho más importante que la vida real.

En el mundo donde todos te perciben de la manera como les pareces, y no como realmente eres; el mundo donde tu nivel de éxito se mide a través de la cantidad de suscriptores en las redes sociales; un mundo donde la conversación en vivo ha quedado en el olvido.

Por favor, hagan sus teléfonos celulares a un lado y pasen tiempo con sus familiares y seres queridos. La siguiente generación está esperando que les enseñemos cómo ser adultos. Y nosotros sólo estamos perdiendo el tiempo en el internet…»

Estas poderosas palabras de Brenda nos recuerdan lo que es realmente importante en la vida. Ella llegó a esta conclusión de una manera bastante poco convencional, pero en esencia contiene todo lo importante.

Guarda esta publicación en tu muro y léela de vez en cuando. A veces estos mensajes son necesarios para recordarnos estos temas.

Comentarios