Se convirtió en modelo 20 años después de que le amputaran la pierna.

Tessa Snyder, una modelo de 29 años de Filadelfia, perdió su extremidad cuando tenía 11 años. Cuando le diagnosticaron cáncer.

La historia de esta chica persistente animará a cualquier persona que haya sobrevivido a la lucha contra el cáncer o que haya tenido una extremidad amputada, para que encuentre la manera de amarse a sí misma.

Tessa Snyder tenía solo 11 años cuando los médicos le diagnosticaron cáncer de huesos. En la primavera de 2000, sintió dolor en su pierna, el cual crecía cada día y llegó un momento en que no podía doblarla.

Al final, el dolor se volvió tan insoportable que le realizaron una resonancia magnética de sus extremidades a la chica. Los resultados del estudio, fueron el diagnostico de cáncer.

La niña tuvo que soportar los dolores de la quimioterapia durante dos meses, se sentía débil y agotada constantemente, hasta que los médicos sugirieron que debían amputarle la pierna y ella estuvo de acuerdo.

En septiembre del 2000, Tessa perdió una extremidad, que tuvo que ser extraída por encima del tumor para que no llegara al tejido sano.

Al principio le resultaba difícil vivir con una prótesis. A menudo estaba enojada, pero nunca lamentó la decisión, porque le salvó la vida.

También tuvo dificultades en la escuela, porque se sentía fuera de lugar y no tenía amigos, lo que, por supuesto, era doloroso para una niña tan pequeña.

A la niña le tomó casi 20 años aceptar su prótesis y amarse a sí misma.

Por supuesto, hay días en que no quiere usarlo, pero ella entendió una cosa importante: no podía seguir viviendo y odiando lo que no podía cambiar.

Ahora ella no solo disfruta de la vida, sino que también es modelo. ¡La falta de una pierna no le impidió hacerlo! Y también Tessa es esposa y madre. A los 30 años, se siente más guapa y más sexy que nunca.

Fuente: EastNews

Comentarios