Una mujer embarazada compró un café con leche tóxico en McDonald's. Realmente no era leche lo que contenía

La canadiense Sarah Douglas, del sur de Alberta, fue a McDonald's a tomar café con leche, pero en su lugar le dieron una mezcla tóxica. Resultó que, en lugar de leche, vertieron accidentalmente un líquido de limpieza para la máquina de espresso. Y la chica tuvo mucha suerte de haber tomado solo un sorbo.

5-600x337

La mujer canadiense Sarah Douglas del sur de Alberta había llevado a su hijo a un torneo de béisbol la mañana del domingo 29 de julio. En el camino, decidió detenerse en McDonald's en Lethbridge y pidió un café con leche para llevar.

Al partir, la mujer que se encuentra en el octavo mes de embarazo, tomó el primer sorbo.

Encendió inmediatamente las luces de emergencia, se detuvo y escupió todo lo que tenía en la boca y se la enjuagó con agua.

Al abrir la tapa del vaso, Sarah se dio cuenta de que había un líquido extraño en él.

Abrió la tapa y sintió un fuerte olor a químico. Definitivamente no era latte. En el interior, había una solución marrón acuosa.

Entonces decidió regresar a McDonald's. En la caja registradora, la recibió el mismo empleado que la atendió y le preguntó si le había gustado mucho el café y si quería tomar otro.

No, Sarah no quería otro café. Ella quería hablar con el gerente, pero él no estaba allí tan temprano.

Resultó que la máquina de café en ese momento había pasado por un procedimiento estándar de limpieza, y el empleado incluso le enseñó la botella con la solución de limpieza. Hubo un par de advertencias en la etiqueta.

"Puede causar irritación ocular grave". Puede causar alergias en la piel. "Manténgalo fuera del alcance de los niños. Use guantes protectores y protección ocular cuando lo use".

4-600x385

La mujer contó sobre el incidente a los servicios locales de salud, y el martes, Dan Brown, propietaria del restaurante de franquicia "McDonalds", aclaró la situación.

"McDonald siempre ha sido conocida por sus normas de seguridad en la preparación de alimentos, y siento mucho que esto haya sucedido en mi restaurante en Lethbridge. La máquina se limpió de la misma manera que en cualquier otra mañana. Pero, por desgracia, la línea de producción de leche no fue conectado al tanque con leche, sino a un recipiente con solución de limpieza".

Sarah confirmó que Brown se disculpó con ella personalmente. La misma mujer durante ese tiempo logró ir al médico y según él ella estaba bien. Ella tuvo suerte de no tragar el sorbo que hizo.

Fuente: CBC

Comentarios