La verdad duele: los desórdenes mentales de las celebridades

La idea de que los ricos y famosos no tienen problemas, y sus vidas están llenas de champaña y fiestas, no es nada más que un mito. Con frecuencia, la fama en sí misma se convierte en la causa de trastornos mentales graves o hace que una dolencia cuidadosamente oculta se haga pública.

Catherine Zeta-Jones

665@495@6b65a8592612888e8c96a3ddc7d1f305-NjBkZWE0NDNjNQ

La ganadora del Oscar y BAFTA (por el musical "Chicago", 2003) sufre de un trastorno afectivo bipolar, hoy en día es una enfermedad mental bastante común (en otras palabras, psicosis maníaco-depresiva). La propia Catherine habló sobre su enfermedad a la prensa, después de haber decidido que no tiene sentido guardar silencio, y expresó su esperanza de que desearía que otras personas que no son famosas, piensen bien en su salud y no olviden de hacerse un tratamiento o diagnóstico de la enfermedad.

665@495@b5f50d87a7e372d8320f1f15ea869a6e-MTQ4YzMwYjUwNA

La versión que dieron de la causa de la enfermedad, fue por el estrés que había experimentado la actriz, cuando se enteró que su marido, el actor Michael Douglas, se le había diagnosticado cáncer de la laringe en el año 2010. Douglas logró sobreponerse ante tal adversidad pero Catherine no pudo superar su depresión. Se supo oficialmente que el actor anunció su intención de presentar una demanda de divorcio por la progresión de la enfermedad de su esposa en el 2013, y, al parecer, esto hizo que se produjera un efecto curativo mágico. Varios meses más tarde, la pareja se reconcilió y volvió al trabajo: recordemos que Douglas ahora cambió la actuación por la producción de películas (le pertenece la empresa "Mercury Douglas Film"), y Zeta-Jones sigue actuando (en marzo, se presentó la primera temporada de la serie "La hostilidad " con su participación).

David Duchovny

665@495@be1524bd02762baaf11720f604bc8fa7-NWJlMmI0NmU1OQ

Al actor, guionista, productor y director lo recordamos por sus roles del agente Fox Mulder en la misteriosa serie "Expediente X" y el atractivo Hank Moody en "Californication". Estos trabajos no sólo lo hicieron más famoso, sino que fueron apreciados por los críticos: fue con ellos que recibio sus premios más importantes premios - dos "Globo de Oro" (en 1997 y 2008, respectivamente). Fue en el momento en que las chicas de todo el mundo suspiraban por el atractivo agente del FBI, que se casó con la actriz Theo Leoni. La pareja estuvo junta más de 10 años, y sólo después de que la pareja decidió separarse, se supo que sufría de hipersexualidad - aumento del deseo sexual y, como consecuencia, la actividad sexual excesiva (sin miedo a ser condenado por el público, él mismo contó sobre esto al público). El actor se sometió a un tratamiento en una clínica cerrada privada, después de lo cual David y Theo intentaron comenzar de nuevo. Duraron un par de años, y en el 2014 se divorciaron oficialmente. En diferentes momentos hubo rumores de un romance con su compañera de "Expediente X", Gillian Anderson, pero informaciones recientes comentan que sigue solo. Esto está confirmado por el hecho de que el actor se ha centrado seriamente en su trabajo: en los años 2015-16 se produjeron pocas series con su participación ( "Expediente X", "Aquarius").

Brooke Shields

665@495@96fe607e3103a405f9653da481fe1b41-Y2MzZDhmMThmNA

La modelo y la actriz Brooke Shields, también compartió con el público sus problemas psicológicos, así como lo hicieron sus colegas. Después del nacimiento de su primera hija, en el 2003, Brooke sufrió de depresión posparto. La actriz admitió que ella se sentía tan mal que incluso contemplaba el suicidio ("los llantos de mi hija me irritaban tanto, que me sentía horrorizada cuando mi esposo me acercaba a la bebé. Solo quería que desaparezca. Quería desaparecer yo misma. En aquellos momentos, venían a mi mente pensamientos oscuros, quería tomarme un puñado de pastillas o saltar por la ventana... "). ¿Qué hizo? Escribió un libro donde contó sus experiencias y daba valiosos consejos - no es bueno subestimar la depresión posparto, porque puede convertirse en un problema de varios meses.

Mel Gibson

665@495@6822823f283e2f3393f0748163f6fe4d-ODQ5Yjk3MzA3OQ

Extraño: resulta que el actor, director de cine, guionista y productor, dos veces ganador del "Oscar" y ganador del "Globo de Oro", así como oficial de honor de la Orden de Australia, al igual que Catherine Zeta-Jones, sufre de psicosis maníaco-depresiva. En algún momento, el padre de nueve hijos, se hizo famoso por sus escándalos y violación de las leyes (A Gibson lo pararon varias veces por conducir bajo la influencia del alcohol), más su compromiso con el antisemitismo y la homofobia. Al final resultó que, las bromas eternas, el amor por las fiestas ruidosas y su "dejadez" solo eran una forma de tapar su propia dolencia. Me alegro de que, al parecer, sus problemas mentales agudos quedaron en el pasado: Mel se casó por tercera vez, comenzó a hacer ejercicio y filmó otra película buena, un drama bélico "Hasta el último hombre".

Lindsay Lohan

665@495@4d8fec5eeca3255b3bf4aa47ad3673dd-YTQ0OTFiYTgwZQ

Se ganó la popularidad y el amor de la audiencia cuando era una niña, y las películas "Un viernes de locos ", "Chicas pesadas" y "Herbie a toda marcha", convirtieron a Lohan, que solo tenía 17 años, en una superestrella. Debido a su corta edad, no pudo soportar la carga de la fama y comenzó a tener problemas de comportamiento:consumir alcohol, drogas, y una serie de depresiones sucesivas con paradas intermedias en centros de rehabilitación... Durante varios años, la vida de una de "las mujeres jóvenes más talentosas y prometedoras del mundo del espectáculo" (sí, en aquel momento se le caracterizó de esa manera a Lindsay) comenzó a rodarse por la pendiente rápidamente. En el 2007, la actriz hizo una declaración oficial en la que admitió que no era capaz de controlar su vida y, con el fin de recuperarse y protegerse de estrés, había decidido tomarse un descanso. Sus intentos posteriores para volver a la pantalla grande no tuvieron éxito (especialmente dado el hecho de que una gran parte del tiempo, la actriz estuvo presa, y visitó varias clínicas para el tratamiento de la dependencia a las drogas). Lohan ya tiene más de treinta años, pero no podemos decir que la crisis ha pasado. En el año 2016, rompió su relación con el hijo de un empresario ruso, Egor Tarabasovym y dijo que tenía la intención de tomar en serio hasta el Islam, y a comienzos del 2017 en una página en blanco en Instagram (poco antes habia borrado toda la información que tenía) aparecieron unas felicitaciones por comenzar una nueva vida, por parte de seguidores musulmanes.

Mary-Kate Olsen

665@495@806b1abba42789b52431c7836f3d4bac-MDczNmQxY2YxOA

Una de las gemelas Olsen sufría de anorexia nerviosa, estaba en la penúltima etapa de un trastorno alimentario causado por una excesiva atención pública. Hace unos años, Mary-Kate pasó seis semanas en un centro de rehabilitación, hasta que se recuperó para regresar a casa, desde ese momento la estrella está tratando de comer bien.

Fuente: Cosmopolitan

Comentarios