Estuvieron buscando a su hija secuestrada durante mucho tiempo. Después de 3 años la niña regresó sola a su casa

En el año 2014, Kristina Jadaar que en ese entonces tenía 3 años, fue secuestrada por un grupo terrorista.

La razón de esto es bastante trivial: su familia pertenece a una pequeña comunidad cristiana en Irak, por lo que su estadía en ese lugar era muy peligrosa desde el principio.

El llamado "Estado islámico" tiene una guerra incesante en secreto contra los infieles desde hace mucho tiempo. El 22 de agosto del año 2014, Kristina y su familia se vieron obligados a abandonar su hogar en Karakosh bajo la presión de los islamistas armados.

1

Ya en el coche, uno de los miembros de la organización ISIS (Estado Islámico de Irak y Siria) arrancó a la pequeña Kristina de los brazos de su madre.

Afortunadamente, después de 3 años de búsqueda incesante, la niña se volvió a unir con su familia.

2

Tres largos años de separación fueron una verdadera tortura. La familia utilizó todos los medios y métodos disponibles para encontrar a la niña. Al final, con la ayuda de unos amigos árabes de los padres, quienes averiguaron el paradero de Kristina, lograron recuperarla. Ella vivía en una zona muy pobre llamada Jay al-Tanak.

3

Más tarde, Kristina y sus compañeros, quienes estaban secuestrados junto con ella, fueron liberados y pudieron regresar con sus familias.

4

Al abrazar a su hija después de tres largos años, la madre no podía contener las lágrimas. Esta vez la suerte estaba de su lado.

5

Al comienzo, Kristina estaba asustada y no se sentía a gusto en el ambiente desconocido. Además, ella no reconoció de inmediato a todos los miembros de su familia. Pero con el tiempo comenzó a sentirse mejor y volvió a pronunciar las palabras "mamá" y "papá".

6

Comentarios