"El personal de la ambulancia acusó a mi hija de que estaba mintiendo, hasta que ella se ahogó en el suelo"

Beatriz Lovane, de 22 años de edad, de Greater Manchester, murió después de haber tomado la medicación prescrita por su médico. La joven trató de buscar ayuda médica, pero los trabajadores de emergencia la acusaron de mal comportamiento y de tratar de llamar la atención de los demás de manera indebida.

La chica tomó las pastillas prescritas por el médico para el dolor de estómago, luego se le aceleró la respiración y cayó al suelo. Los paramédicos de la ambulancia que llegaron a la llamada le pidieron a la chica que dejara de fingir su muerte.

"Deja de comportarte de esa manera, te ves ridícula. Deja de humillarte y ve a la ambulancia",- Anthony Morris, trabajador de una ambulancia

2

Foto © https://www.facebook.com/tlovane

La madre estaba presente y pidió que por lo menos le dieran una silla de ruedas. Sin embargo, le declararon a la mujer que Beatriz no tenía ningún problema con sus piernas, y que por lo tanto no necesitaba la silla de ruedas. Mientras discutían, uno de los trabajadores pronto descubrió que la chica ya no respiraba. Luego, pusieron a Beatriz en una camilla y la llevaron al hospital, donde murió en menos de dos horas.

"Estoy sorprendido por lo que pasó. Ahora hubiera actuado de diferente manera, realmente lo siento. Consideré que estaba comportándose de manera demostrativa: No parecía estar enferma", - Anthony Morris, trabajador de la ambulancia.

3

Foto © https://www.facebook.com/tlovane

El personal de la ambulancia explicó que la chica se había puesto de pie varias veces, y que incluso había ido al baño, por lo que pensó que no estaba tan enferma. La autopsia reveló que la niña sufrió de una afección hepática por el medicamento. Los médicos no están seguros de que la asistencia médica a tiempo hubiera salvado la vida de Beatriz, pero todos los miembros del equipo médico han sido suspendidos de su trabajo mientras duren las investigaciones.

Comentarios