"Llevé en el vientre al bebé de mi amiga, pero ella murió..."

Lo más triste es que Jessica Brockie, de Nueva Zelanda, quien llevó en el vientre al hijo de su amiga, no tenía idea de que tendría que ayudar a criar a otro bebé. Ahora Gareth, el esposo de la fallecida Bec, se encargará él solo de Rixon.

Bec Arena y Jess fueron amigas inseparables durante 20 años, desde que estudiaron juntas en la escuela primaria, escribe Mirror. En la universidad le dieron un terrible diagnóstico a Bec: fibrosis quística, lo que significaba que era poco probable que pudiera tener hijos.

1

En esta foto se puede ver a Jess embarazada y al hijo de su amiga Bec

Cuando Bec se casó con Gareth, Jess fue su testigo. Después de una boda modesta hace un año, Jess y su esposo Jeremy, jugador de fútbol profesional, le dieron a sus amigos el mejor regalo que los recién casados ni siquiera podrían haberse imaginado. Jess aceptó convertirse en madre sustituta de su amiga. En ese momento ella ya era madre de dos hijos.

2

En esta fotografía aparece la familia Brokie: Jeremy y Jess con sus hijos Piper y Oskar.

"Bec y yo no pudimos encontrar las palabras para describir cuán felices y agradecidos estábamos con nuestros amigos Jess, Jeremy y sus hijos, por aceptar ayudarnos. Inmediatamente se convirtieron en parte de nuestra familia", Gareth Arena, esposo de la difunta Bec.

"Estaba inmensamente orgulloso de mi esposa. Ofrecer su cuerpo y tiempo para la felicidad de otra familia es un acto muy noble", Jeremy, esposo de la madre sustituta

 

3

En estas fotos aparecen las familias Brokie y Arena durante el embarazo de Jess.

Durante mucho tiempo, las dos parejas fueron inseparables: intercambiaban noticias sobre el estado de salud de Jess y el bebé del que estaba embarazada y se compartían fotografías y videos a través de las redes sociales.

Pero el estado de Bec empeoró y su familia se vio en grandes problemas financieros debido a los costos del tratamiento. En septiembre Bec falleció, cuando Jess ya estaba en el quinto mes de embarazo.

4

En la foto Bec Arena en su último año de vida.

El 20 de enero del 2018 nació el pequeño Rixon, cuatro meses después de la muerte de su propia madre. Ahora Gareth no sabe cómo compaginar su trabajo para cubrir los gastos financieros del tratamiento de Bec, con el cuidado de su pequeño hijo. Después de todo, había planeado junto a su esposa que ella se quedaría en casa para cuidar del bebé.

"Le agradezco a Bec por ser tan fuerte, ahora Rixon es un recuerdo vivo de mi esposa fallecida", Gareth Arena, el esposo de la fallecida Bec .

5

La última foto de Gareth junto a su difunta esposa Bec.

Ahora los amigos de la familia Arena están recaudando dinero para el viudo y ya han recaudado $ 17 mil dólares, aunque necesitan el doble para cubrir todos los gastos generados durante el tratamiento de Bec.

Comentarios