Un granjero pensó que había recogido unos gatitos, pero cuando crecieron lo esperaba una gran sorpresa

Un día, al recorrer sus posesiones, un granjero ruso se encontró con cuatro diminutos gatitos indefensos, en el granero. Ellos todavía eran muy jóvenes, ciegos y estaban destinados a morir sin el debido cuidado, así que el granjero decidió llevárselos y cuidar de ellos hasta que pudieran cuidar por sí mismos.

1

A pesar de que exteriormente se veían como gatos domésticos ordinarios, de todos modos tenían un color muy específico, lo que hizo que el granjero fuera a pedir ayuda al personal cerca de la Reserva natural. Ahí determinaron que no se trataba de gatitos, sino de gatos salvaje de los bosques. Esta especie, aunque no es mucho más grande que un gato normal, tiene su propia constitución robusta y características propias.

2

Los empleados de la Reserva decidieron llevarse con ellos a los gatitos, para encontrarles madres adoptivas que los tomaran como sus hijos.

3
4

En la primavera fueron puestos en libertad de nuevo y ya se han adaptado bien a las condiciones salvajes.

Fuente: smrodcats

Comentarios