Esto es lo que comentó el experto en lenguaje corporal sobre la última salida de Donald y Melania Trump. Hay un detalle importante...

Desde que Donald Trump se convirtió en presidente, su esposa atrae mucho la atención. Los tabloides de moda discuten sus imágenes, a veces la regañan, y algunas veces la llaman icono del estilo. Pero se presta más atención a la relación entre Melania y su esposo.

Los periodistas a menudo han notado cierto frío entre los cónyuges. La primera dama no le da la mano a su marido, sino que la aparta. Muchas veces los se han apresurado a enviar noticias sobre el posible divorcio de Donald y Melania. Pero es muy temprano para apresurarse...

1

El otro día, la pareja presidencial participó en un evento oficial en honor de las Madres y Cónyuges de los militares estadounidenses. No nos sorprende que su aparición conjunta en público comenzara a ser discutida inmediatamente.

3

Donald Trump pronunció un discurso solemne, luego habló Melania. A pesar de las constantes noticias sobre la crisis en la familia, la pareja parecía feliz y mostraba sentimientos tiernos.

Ni siquiera se habla de controversia, si recordamos como se comporta la primera dama de EE. UU. Cuando no está contenta con las acciones de su marido. Esta suposición es confirmada por expertos en lenguaje corporal que creen que el hielo se ha derretido en las relaciones de los cónyuges.

4

Unas horas después del evento, la pareja fue a la base aérea de Andrews para reunirse con ciudadanos estadounidenses liberados de las prisiones de Corea del Norte. Melania Trump se puso un traje a cuadros de Dior, una camiseta negra y zapatos de plataforma.

5

Los periodistas atentos notaron que la esposa del presidente ya había aparecido en público con este atuendo, a justamente: durante un encuentro con el Príncipe Harry en "Invictos". ¡Ella incluso usó el mismo lápiz labial!

6

"Se quedó sin ropa, la crisis ha llegado a Estados Unidos", comenzaron a bromear los usuarios de la Red, que consideraron esa repetición como algo de mal gusto. Pero sabemos perfectamente que solo es de mal gusto escribir tales insultos.

8

A la esposa de Trump no se le puede culpar de falta de gusto, siempre trata de estar en la cima, y millones de seguidores tratan de imitar su look. El estilo de Melania es refinado y lacónico. ¡Exactamente lo que necesita la primera dama de EE. UU.!

Además, Melanie se ve muy bien, si además consideramos que ya tiene 50 años. El famoso diseñador de moda Tommy Hilfiger admitió francamente que la considera una mujer muy bella.

10

Los famosos diseñadores dicen que es un honor para ellos vestir a la primera dama de los Estados Unidos. Parece que, literalmente, todo el mundo de la moda se enamoró de la esposa de Donald Trump. ¿Acaso se le puede acusar de mal gusto?

Como cualquier persona, Melania tiene simpatizantes y gente que la envidia. Y dada su popularidad, uno puede entender tal ráfaga de críticas.

Fuente: Mirror

Comentarios