¡Para eso le agregan monóxido de carbono a la carne de las tiendas!

Muchos de nosotros determinamos la frescura de la carne por su color rosa. Sin embargo, muchos productores y vendedores de carne logran esa apariencia fresca de color rosa con la ayuda del monóxido de carbono.

Pic-Recovered

Japón y Canadá, junto a muchos países europeos, prohibieron el uso de este veneno en la carne, mientras que en los Estados Unidos y América Latina se están llevando a cabo negociaciones para extender esta práctica.

1

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos ya ha declarado que esto no es peligroso.

Sin embargo, los compradores mismos piensan lo contrario.

Venona Hoter de Food and Water Watch declaró:

"En el peor de los casos, puede ser arriesgado. En el mejor de los casos, este es un engaño al cliente"-

El problema es que la carne, incluso cuando está completamente fresca, se vuelve marrón al exponerse al oxígeno. Por lo tanto, muchos prefieren utilizar monóxido de carbono para evitar esto.

¡Se trata de un gas incoloro y altamente tóxico, que es capaz de conservar los colores rojos brillantes de la carne!

Randy Huffman, del American Meat Institute, declaró:

"Esta tecnología nos permite mantener el color rojo de este producto que los consumidores están acostumbrados a comprar".

Sin embargo, algunos miembros del Congreso se oponen firmemente a estas prácticas. Argumentan que es algo inseguro para el consumidor, además de que es engañoso.

¡Así, la carne que yace en el contenedor DOS AÑOS, luce fresca y rosa debido a la inyección de monóxido de carbono!

Esto nos hace pensar: ¿Deberíamos realmente confiar en la vida útil de la carne? Después de todo, este veneno puede hacer que luzca fresca, incluso si es almacenada durante más de un año.

2

Dado que la mayoría de las tiendas no quieren vender carne de mala calidad a sus clientes, las fechas deben estar cercanas a la fecha de caducidad, y no exactas.

La carne también debe ser elástica al tacto y la grasa debe ser blanca, no amarilla.

La forma del embalaje también puede decir mucho sobre su frescura. Por lo tanto, si el envase de plástico está demasiado hinchado, puede ser un signo de acumulación de gases que han surgido en su interior.

Por último, la mejor manera de averiguar si la carne está echada a perder es cuando se siente un olor desagradable y viscosidad en la misma, inmediatamente después de abrir el paquete.

Aunque el consumo de monóxido de carbono no es en absoluto seguro, se utiliza como conservante para alimentos. De esta manera se puede mantener la carne en forma para uso comercial durante casi tres semanas.

En otro caso, en un día o dos la carne se pondría marrón. Y la gente, por regla general, no quiere comprar esa carne.

3

¿Hay algún daño a la larga por el consumo de carne con monóxido de carbono?

La investigación científica ha demostrado que los efectos tóxicos en la salud humana son PEQUEÑOS.

No se sabe exactamente lo que puede suceder, pero claramente no es suficiente para que la gente deje de temer o desconfiar.

¡Comparte este artículo con todos y deja tus comentarios!

Fuente: lifter

Comentarios