Si eres tan inteligente, entonces ¿por qué eres tan pobre? ¡Tenemos la respuesta!

¿Por qué el éxito de un niño se determina por la inteligencia innata? El economista James Heckman dice que no es así, como la mayoría de la gente piensa.

Le gusta interrogar a personas educadas con un IQ alto.

1

La mayoría sugiere que esta relación es muy fuerte: algunos dicen que tiene un 25%, o incluso un 50% de peso en el resultado.  Pero los datos reales muestran un impacto mucho menor: sólo de un 1 o 2%.

Pero si el IQ es sólo un factor secundario en el éxito ¿qué separa los salarios más bajos de los más altos? O, como se dice: si eres tan inteligente, ¿por qué eres tan pobre?

La ciencia no tiene una respuesta definitiva, aunque, por supuesto, la suerte juega un papel importante. Además de la fortuna y el intelecto, otro factor clave es la característica de la personalidad, dice el artículo de Heckman en colaboración con la Academia Nacional de Ciencias. Él reveló que el éxito financiero está vinculado con cualidades personales tales como la honestidad, el trabajo duro, la perseverancia y la autodisciplina.

Para llegar a esta conclusión, él y sus colegas estudiaron cuatro grupos diferentes de datos, que incluyen la evaluación de IQ, los resultados estándares de las pruebas, la evaluación educativa y la evaluación de la personalidad de miles de personas en el Reino Unido, EE.UU. y los Países Bajos. A partir de estos grupos de individuos específicos, se hizo un seguimiento durante décadas, no sólo de los ingresos, sino también de los juicios, índice de masa corporal e información sobre su satisfacción con la vida.

La investigación ha demostrado que los resultados de las pruebas de evaluación de rendimiento eran mucho más demostrativas para predecir el éxito en el futuro, que la valoración de su IQ. Esto puede parecer sorprendente: después de todo, ¿acaso no todos tienen el mismo porcentaje?

En realidad no. Las estimaciones reflejan no sólo el intelecto, sino también lo que Heckman llama "habilidades no cognitivas", tales como la perseverancia, curiosidad, capacidad de trabajo, y responsabilidad. En menor medida lo mismo podría decirse de los resultados de las pruebas. En resumen, las cualidades personales son de gran importancia.

Heckman, que recibió el Premio Nobel en el 2000, cree que el éxito no sólo depende de las habilidades innatas, sino también de las habilidades que se puedan obtener. Su propia investigación sugiere que las actividades de los niños pueden tener un gran impacto, y que la responsabilidad es más útil que el IQ. Ser extrovertido es un rasgo que incluye curiosidad, algo que también está asociado con los resultados de las pruebas y evaluaciones.

El IQ, por supuesto, también es importante. Un hombre con un IQ de 70 no será capaz de hacer cosas que son fáciles para una persona con un IQ de 190. Pero Heckman dice que muchas personas no pueden llegar hasta el mercado de trabajo porque carecen de aquellas habilidades que no pueden ser medidas por las pruebas de inteligencia.

Ellos no entienden lo que significa comportarse de manera educada durante una entrevista. Pueden llegar tarde o vestirse mal. O en el trabajo hacen lo mínimo y demuestran que no van a hacer nada más.

John Erik Hanfris, co-autor del artículo, espera que su trabajo pueda ayudar a aclarar el concepto complejo y a menudo interpretado erróneamente de la "capacidad". Incluso las pruebas de IQ, que fueron diseñadas para evaluar las capacidades innatas, parecen medir diferente a la capacidad para establecer metas y objetivos.

En un estudio del año 2011 de la Universidad de Pennsylvania, la psicóloga Angela Duckworth encontró que las puntuaciones de IQ también reflejaban la motivación y el esfuerzo de las personas examinadas. Los niños motivados y escrupulosos trabajarán a fondo para responder a las preguntas complejas, igualmente que los inteligentes, pero perezosos.

Estudiar las cualidades personales o rasgos en el carácter en la escuela no es fácil. No podemos decir definitivamente que una muestra de inteligencia siempre es mejor.

Tal vez cuando hablamos de la escrupulosidad en la realización de las tareas sea así. Pero los investigadores de la personalidad, sugirieron que el promedio es el mejor resultado para las otras funciones, tú no quieres ser tan introvertido que ni siquiera puedas hablar, o tan extrovertido que no seas capaz de callar y escuchar.

¿Qué tiene que ver esto con la economía?

"Nuestro objetivo final es mejorar el bienestar de las personas”, - dice Heckman. Y el factor principal que determina el bienestar de una persona es tener habilidades.

Un estudio reciente publicado este mes en la revista «Nature Human Behaviour», se ha centrado en el reverso del éxito: las dificultades.

Después de dar seguimiento a 1000 residentes de Nueva Zelanda durante más de 30 años, los investigadores llegaron a la conclusión de que las pruebas de lenguaje, habilidades de comportamiento y habilidades cognitivas, se llevaron a cabo cuando los niños tenían tres años de edad, y pudieron predecir quién iba a tener más probabilidades de vivir en la pobreza, realizar crímenes, o convertirse en un enfermo crónico.

¡Comparte este artículo interesante con tus amigos y familiares!

Fuente: Bloomberg

Comentarios